What's happening

Cubans in the streets push back the police of the dictatorship

The protests of Cubans inflamed by the blackout that...

Cuba in the street: What the Castro dictatorship doesn’t want the world to see

The thousands of false promises, together with the slow...

El debut de Cimafunk rompe el ‘Austin City Limits’

Al final de la grabación del debut de Cimafunk, “Austin City Limits”, el director ejecutivo Terry Lickona dijo que consideró quitar los asientos de las gradas colocados en el piso porque la sensación funk de Cuba tiene un sonido que hace que la multitud se ponga de pie.

“No vas a querer sentarte”, dijo.

No estaba equivocado. Durante un poco más de una hora, la dínamo del alma flexionó su rango espectacular y su radiante poder estelar sobre un ciclón de sonido agitado desde el centro neurálgico de ocho piezas a su espalda. El grupo transformó la sala de conciertos de Second Street en un desastre sudoroso de exuberancia y polirritmos.

La sala estaba en un silencio absoluto cuando Cimafunk abrió con la ardiente balada de blues “Salvaje”. Acompañado por una lúgubre línea de piano, su voz estaba cargada de emoción y poder puro. La sensualidad emanaba de su ser mientras atraía a la audiencia a su mundo, construyendo la canción en un clímax de banda llena de infarto.

“Esto es como un sueño hecho realidad”, dijo en inglés mientras la canción se desvanecía.


Luego canalizó el espíritu de James Brown, mientras rapeaba, bailaba y rompía en la improvisación funky “Rompelo”. El suelo explotó con cuerpos en movimiento mientras la banda desataba el primero de muchos ritmos que eran imposiblemente apretados y bailaban al borde del caos. Justo cuando parecía que la exageración no podía crecer más, Hilaria y Kay Cacao, un par de coristas con vestidos brillantes, tomaron un trombón y un saxo y llevaron el ritmo al siguiente nivel.

La hora siguiente pasó en un borrón extático de funk duro, ritmos isleños y mucha arrogancia. Cada uno de los instrumentistas demostró su valía como talento de clase mundial mientras creaba una vibra en el escenario que era pura fiesta.

Cimafunk toma su nombre de la palabra española cimarrón, que se refiere a los africanos esclavizados que escaparon a Cuba y se refugiaron en las montañas. La banda construye su sonido afrocubano con dos percusionistas más un kit de batería, armonías vocales de cuatro partes y riffs de piano familiares. Agregue un bajo slap funky, explosiones de cuerno bajo y un solo de guitarra ocasional y los ritmos estimulantes de la banda lo transportarán a otro plano con un paisaje sonoro de isla súper sónica.

Si bien el efecto de “la nave nodriza de George Clinton se estrelló contra Cuba” es real, la música no se siente retro. Las raíces de Cimafunk están firmemente plantadas en la era posterior al hip-hop, y aprovechó la bravuconería del rap en canciones como “Beat Con Flow”, un feroz derribo que terminó con Cimafunk rockeando en la primera fila flanqueado por los dos cuernos.
A medida que el espectáculo llegaba a su fin, la energía se acercó a un punto álgido. Un rápido aplauso ancló el pandemónium contundente de “Relajo” antes de la pura locura de “Me Voy”. Para celebrar el éxito de 2018 que lo convirtió en un nombre familiar en Cuba, Cimafunk llevó a una multitud de aproximadamente 20 fanáticos al escenario para uno de los cierres de set más eufóricos en la historia de “ACL”.
Cuando terminó la música, la multitud enloqueció exigiendo que la banda volviera al escenario con el cambio insistente “¡Otra, otra!”

El grupo regresó para sacar el espectáculo con la colaboración de George Clinton “Funk Aspirin”, que abre su excelente álbum de 2021 “El Alimento”. Lo entregaron con un entusiasmo entusiasta, una valentía optimista y un poder estelar estratosférico, una coda perfecta para una actuación que consolida el estatus de Cimafunk como un fenómeno global en ascenso.

Latest

Cubans in the streets push back the police of the dictatorship

The protests of Cubans inflamed by the blackout that...

Cuba in the street: What the Castro dictatorship doesn’t want the world to see

The thousands of false promises, together with the slow...

Don't miss

The Cuban regime must be expelled from the UN Human Rights Council

Political alignments are valid as long as they do...

Only the end of the Cuban dictatorship will end the opprobrium of political prisoners

The political prisoners of the Cuban regime are a fundamental part of its survival mechanism, they are the mechanism with which they produce fear in the population to achieve submission behaviors that would not otherwise be possible and they are the capital of international negotiation...

Communism: the religion of idiots

When speaking of socialism, two criteria are opposed. The...

The sale of foreign currency is yet another distraction of the dictatorship to buy time

“They are not going to sell dollars. They are...

The Cuban obsession with Venezuelan oil

The obsession of Fidel Castro and the entire Cuban...
José Martí
José Martí
Nacionalista cubano, poeta, filósofo, ensayista, periodista, traductor, profesor y editor.

The Cuban dictatorship repressed for the fourth consecutive day peaceful protesters who ask for freedom

The collapse of the communist system in Cuba and the inability of the Castro dictatorship to provide any solution, provoked the fourth night of...

Cubans in the streets push back the police of the dictatorship

The protests of Cubans inflamed by the blackout that has kept the island in the dark since Wednesday have made the police forces of...

The Cuban dictatorship increased censorship on the island and cut off the internet again to silence the protests

The chaos left in Cuba by Hurricane Ian and the collapse of the Cuban communist system, added to problems in the water supply and...

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here