What's happening

Cubans in the streets push back the police of the dictatorship

The protests of Cubans inflamed by the blackout that...

Cuba in the street: What the Castro dictatorship doesn’t want the world to see

The thousands of false promises, together with the slow...

‘Los afortunados:’ hermanos cubanos se reencuentran con familia de Nashville que los acogió hace 60 años

Los tres hermanos jóvenes estaban asustados.

Estaban en una ciudad llamada Nashville. Nunca habían oído hablar de eso y vivían con una familia que no hablaba español, lejos de sus padres que acababan de separarse en una Cuba inestable.

Y los niños, Pablo, 13, Carlos, 11 y Luis, 9, no hablaban inglés.

Sin embargo, ese primer domingo, en la casa grande justo al lado de Belmont Boulevard, sus sonrientes anfitriones estadounidenses prepararon una comida en el comedor.

“Fue un gran desayuno estilo campestre”, dijo Carlos Fernández, riendo, en una entrevista 60 años después.

“Galletas, jamón, huevos y todo lo que se te ocurra. ¡Fue increíble!”

Con muchos gestos, señalamientos y paciencia, los anfitriones e invitados resolvieron las cosas.

Y los hermanos Fernández —cuyos padres querían que vivieran lejos del estado policial que creó el terrorista Fidel Castro— siempre se sintieron amados y cuidados en esa casa de Nashville donde se quedaron desde 1962 hasta fines de 1963.

Una foto de 1962 James Leo Rowan y Sarah Elizabeth “Bess” Rowan, quienes ese año recibieron a tres jóvenes hermanos refugiados cubanos en su hogar en el área de Belmont Boulevard.

“Nos trataron como familia”, dijo Carlos Fernández.

“Desde el primer día”, agregó rápidamente su hermano mayor, Pablo Fernández.

“Ellos” eran “Mama Bess” y “Daddy James”, Sarah Elizabeth y James Leo Rowan, miembros activos de la Iglesia Católica Christ the King que habían hospedado a personas de otros países en su hogar durante 10 años.

Los Rowan estaban entre una docena o más de familias católicas que acogieron a más de 40 niños refugiados cubanos en el área de Nashville ese año.

Esos esfuerzos de reasentamiento lanzaron Caridades Católicas de Tennessee, que esta semana celebra su 60 aniversario con una recaudación de fondos que reúne a los hermanos Fernández con la hija menor de los Rowan, la artista de Nashville Kathleen “Kathy” Rowan Carlton.

“¡Estoy tan emocionada!” dijo Carlton, quien tenía 18 años cuando los niños se mudaron a la casa de su familia. “No puedo esperar a verlos de nuevo”.

Los Rowan deberían ser los invitados especiales, no nosotros. Fuimos los afortunados que llegamos a un lindo pueblo con la gente más amable de los Estados Unidos. Nosotros somos los que estamos agradecidos por haber aterrizado aquí.

CARLOS FERNANDEZ

La verdad es, dijo Carlton, que los niños hicieron tanto por sus padres como sus padres por los refugiados.

Carlton, a punto de casarse y dejar el hogar familiar, era la menor de 10 hijos de Rowan, y su madre temía vivir en esa casa sin hijos. Los hermanos Fernández permitieron que sus padres hicieran la transición más tranquila.

“Ella realmente necesitaba a esos chicos”, dijo Carlton, con los ojos llenos de lágrimas.

La tierra de Elvis

Carlton también se emocionó cuando pensó en el legado de bondad de sus padres, particularmente para los nacidos fuera de los EE. UU.

A principios de la década de 1950, solo unos años después de que terminara la Segunda Guerra Mundial, James y Bess Rowan tenían un restaurante en Nashville y descubrieron que uno de sus clientes habituales había estado viviendo en su automóvil.

“¿Sabes dónde puedo conseguir una habitación?” le preguntó el hombre a James Rowan un día. “Nadie me alquilará porque soy japonés”.

Los Rowan convirtieron su comedor en un dormitorio, donde el hombre se quedó durante varios meses, dijo Carlton.

Durante la revolución húngara de 1956, los Rowan, a pedido de su iglesia local, acogieron a cinco refugiados del país centroeuropeo durante aproximadamente un año.

Los hermanos Fernández llegaron en 1962.

Otra revolución los empujó a salir de Cuba. Su padre políticamente activo conocía a Castro y lo ayudó a derrocar la dictadura militar que existía allí a principios de la década de 1950.

Pero su padre sintió que Castro demostró no ser más compasivo que su predecesor.

“Papá tuvo una pelea con Castro cuando se dio cuenta de que Castro traicionó los ideales de la revolución”, dijo Carlos Fernández.

De alguna manera, el padre llevó a sus tres hijos a Miami como parte de la Operación Pedro Pan, donde la Iglesia Católica sacó de Cuba a 14.800 niños. Después de unos meses en un campamento en Miami, les dijeron a los hermanos que irían a Nashville.

“Sabía que Elvis Presley era de Tennessee, pero eso fue todo”, dijo Carlos Fernández.

Nos enviaron juntos al hogar más maravilloso y a las personas más amorosas que puedas encontrar en tu vida. Los Rowan, esa familia fue como un regalo del cielo.

CARLOS FERNANDEZ

Los hermanos se encontraron en una casa grande con el segundo piso para ellos solos. Tenían su propia habitación y cama. Y su propio baño. Su nueva escuela estadounidense, Christ the King, estaba a cinco minutos a pie.

Y aunque pocos hablaban español en su nueva ciudad natal, todos fueron muy amables, especialmente su familia anfitriona, dijo Carlos Fernández.

“Nos enviaron juntos al hogar más maravilloso y a las personas más amorosas que puedas encontrar en tu vida”, dijo. “Los Rowan, esa familia fue como un regalo del cielo”.

Después de casi dos años, el padre y los abuelos de los niños llegaron a los EE. UU. y decidieron trasladar a los niños a Miami, donde más personas hablaban español.

Pero los Rowan se mantuvieron en contacto con los niños hasta que murieron en la década de 1980.

Kathleen Rowan Carlton en su casa frente a sus pinturas el martes 12 de abril de 2022 en Nashville, Tennessee. Hace sesenta años, sus padres, James Leo Rowan y Sarah “Bess” Elizabeth Rowan, fueron la familia anfitriona de tres refugiados cubanos.

Cada uno de los hijos de Fernández se casó, construyó carreras exitosas en bienes raíces y, entre ellos, tienen ocho hijos y 12 nietos.

Los hermanos están emocionados de regresar a Nashville para reunirse con Carlton y algunos amigos con los que todavía se mantienen en contacto. Quieren volver a ver la escuela Cristo Rey.

Y se sienten honrados de ser las estrellas de una recaudación de fondos de Caridades Católicas los miércoles por la noche, pero Carlos Fernández dice que es al revés.

“Los Rowan deberían ser los invitados especiales, no nosotros. Fuimos los afortunados que vinimos a un lindo pueblo con la gente más amable de los Estados Unidos”, dijo. “Somos los que estamos agradecidos por haber aterrizado aquí”.

El Festival de Esperanza

Qué: Una recaudación de fondos con temática cubana que marca el 60 aniversario de Caridades Católicas de Tennessee

Cuándo: 6-10 p.m. miércoles (27 de abril)

Dónde: St. Elle, 1420 Third Ave. S., Nashville

Tickets: $120 at eventbrite.com

Latest

Cubans in the streets push back the police of the dictatorship

The protests of Cubans inflamed by the blackout that...

Cuba in the street: What the Castro dictatorship doesn’t want the world to see

The thousands of false promises, together with the slow...

Don't miss

The Cuban regime must be expelled from the UN Human Rights Council

Political alignments are valid as long as they do...

Only the end of the Cuban dictatorship will end the opprobrium of political prisoners

The political prisoners of the Cuban regime are a fundamental part of its survival mechanism, they are the mechanism with which they produce fear in the population to achieve submission behaviors that would not otherwise be possible and they are the capital of international negotiation...

Communism: the religion of idiots

When speaking of socialism, two criteria are opposed. The...

The sale of foreign currency is yet another distraction of the dictatorship to buy time

“They are not going to sell dollars. They are...

The Cuban obsession with Venezuelan oil

The obsession of Fidel Castro and the entire Cuban...
José Martí
José Martí
Nacionalista cubano, poeta, filósofo, ensayista, periodista, traductor, profesor y editor.

The Cuban dictatorship repressed for the fourth consecutive day peaceful protesters who ask for freedom

The collapse of the communist system in Cuba and the inability of the Castro dictatorship to provide any solution, provoked the fourth night of...

Cubans in the streets push back the police of the dictatorship

The protests of Cubans inflamed by the blackout that has kept the island in the dark since Wednesday have made the police forces of...

The Cuban dictatorship increased censorship on the island and cut off the internet again to silence the protests

The chaos left in Cuba by Hurricane Ian and the collapse of the Cuban communist system, added to problems in the water supply and...

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here