What's happening

Cubans in the streets push back the police of the dictatorship

The protests of Cubans inflamed by the blackout that...

Cuba in the street: What the Castro dictatorship doesn’t want the world to see

The thousands of false promises, together with the slow...

Diez acciones del régimen de Daniel Ortega que aislaron a Nicaragua del Mundo

Desde hace cuatro años, cuando comenzaron las protestas en abril de 2018, el régimen de Daniel Ortega escogió la estrategia de aislamiento de Nicaragua para sobrevivir como una Corea del Norte enclavada en América Latina.

Estas son diez de las muchas acciones que ha desarrollado Daniel Ortega en los últimos cuatro años con miras a convertir a Nicaragua en una Corea del Norte latinoamericana:

1- Expulsión de la CIDH. El 19 de diciembre de 2018 el gobierno de Daniel Ortega ordenó la expulsión “inmediata” del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) y del Grupo Internacional de Expertos Independientes (GIEI), ambos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) alegando que no estaban cumpliendo “sus objetivos”. La expulsión se produjo un día antes que el GIEI presentara su informe final en Managua sobre los hechos violentos ocurridos en el país entre el 18 de abril y 30 de mayo de 2018, sobre los que concluyeron que “el Estado de Nicaragua ha llevado a cabo conductas que de acuerdo con el derecho internacional deben considerarse crímenes de lesa humanidad, particularmente asesinatos, privación arbitraria de la libertad y el crimen de persecución”.

2- Retención de pasaportes. En un hecho inédito en Nicaragua, el régimen de Daniel Ortega comenzó en junio del año pasado a retener los pasaportes por motivos políticos. Funciona así: al presentar la persona su documentación para viajar, el oficial de Migración le notifica que el pasaporte presenta una falla y no puede viajar. El pasaporte queda retenido y rara vez ha sido devuelto. En principio esta medida se usó contra líderes opositores, periodistas independientes y religiosos críticos, pero luego incluyó a funcionarios del régimen, militares y líderes políticos que pretendieron salir “sin permiso”.

3- Rechazo a periodistas extranjeros. En noviembre pasado el régimen de Daniel Ortega impidió el ingreso al país de los periodistas independientes que quisieron cubrir las elecciones que se realizaron ese mes. Solo se permitió la entrada de comunicadores políticamente afines al régimen. Esta práctica ya se venía ejecutando desde años antes y está en correspondencia con la intención de la dictadura de imponer su narrativa sobre los acontecimientos que se suceden en Nicaragua. En junio del 2021, por ejemplo, el gobierno impidió que el periodista Anatoly Kurmanaev, de The New York Times, entrara a Nicaragua. A pesar de cumplir con todos los requisitos para viajar, Kurmanaev fue notificado de la cancelación de su boleto a Managua por la aerolínea en la que viajaba, debido a la prohibición del régimen nicaragüense.

4- Retiro del embajador en España. El 10 de marzo pasado el régimen de Nicaragua retiró a su embajador en España, Carlos Midence, alegando “presiones y amenazas injerencistas” en contra del diplomático. “Esta decisión responde a las continuas presiones y amenazas injerencistas sobre nuestro embajador, que hacen imposible el ejercicio de la labor diplomática”, explicó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua mediante una carta a la Cancillería de España. Desde seis meses antes de esta decisión, el gobierno de Ortega impedía sin explicación alguna el regreso a Nicaragua de la embajadora española María del Mar Fernández-Palacios. El gobierno de España ha sido crítico de la deriva autoritaria de Ortega.

5- Expulsión del embajador de Colombia. El 23 de febrero pasado el régimen de Nicaragua retiró las credenciales del embajador de Colombia, Alfredo Rangel Suárez, a quien señaló de “inmiscuirse ofensivamente en los asuntos internos” del país, según nota del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua. La reacción del gobierno nicaragüense se produjo poco después que Colombia ordenara al embajador Rangel Suarez regresar a su país luego que Daniel Ortega afirmara que Colombia es un “narcoestado”. “Ese es un narcoestado, donde los crímenes son impresionantes”, señaló Ortega el 17 de febrero en un acto policial, refiriéndose a Colombia.

6- Insultos diplomáticos. El régimen de Nicaragua ha hecho del insulto un sello de su gestión diplomática. En diferentes momentos han sido su blanco los gobiernos de Canadá, Estados Unidos, México, Colombia, España y Argentina. “Es lamentable el papel de miseria cultural, histórica y política, que hoy juega México, cuando creíamos que esa miseria y mezquindad humanas, esa desgracia, se acababa con el neoliberalismo, e iniciaba un ciclo de entendimiento y respeto, con el nuevo gobierno del que usted forma parte”, expuso en septiembre del año pasado una carta de protesta de la Cancillería nicaragüense al embajador de México en Nicaragua, Gustavo Cabrera, poco después que el diplomático mexicano compartiera un tuit del escritor nicaragüense Sergio Ramírez Mercado, acusado judicialmente por el régimen de Ortega de “realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia”.

7- Invitación a terrorista iraní. El hecho más destacado de la nueva toma de posesión de Daniel Ortega el 10 de enero pasado fue la presencia como invitado de honor delvicepresidente de Asuntos Económicos de IránMohsen Rezai, un personaje acusado por la justicia argentina de organizar el atentado terrorista del 18 de julio de 1994 en la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que dejó más 80 muertos y 300 heridos. La cancillería argentina protestó al día siguiente contra el gobierno de Nicaragua por la presencia de Rezai que “constituye una afrenta a la justicia y a las víctimas del brutal atentado terrorista”. Sobre el iraní pesa una alerta roja de la Interpol.

8- Expulsión del Nuncio. El 6 de marzo de este año, el régimen de Daniel Ortega conminó al representante del Papa en Nicaragua, Nuncio Apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag a que abandonara “inmediatamente” el país. A través de un comunicado, el Vaticano dijo recibir la decisión con “sorpresa” y “dolor” al tiempo que la consideró “grave e injustificada”. Aunque no se expusieron las causas de la expulsión, extraoficialmente se dijo que la ocasionaron las gestiones que el Nuncio realizaba para la liberación y trato humanitario hacia los presos políticos.

9- Expulsión del delgado de la Cruz Roja. El 24 de marzo se conoció que el régimen de Ortega expulsó de Nicaragua al delegado residente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Thomas Ess. “El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) confirma que recibió una carta en la que el Gobierno de Nicaragua notifica que decidió retirar el beneplácito a nuestro jefe de misión de Nicaragua”, explicó María Cristina Rivera, coordinadora de comunicaciones de la Cruz Roja para México y América Central. Dijo, además, no conocer las razones de la expulsión y que esa decisión los tomó “por sorpresa”.

10- Colapso electoral. Nada ha aislado más al régimen de Daniel Ortega que su decisión de impedir la competencia electoral en noviembre pasado, con el propósito de reelegirse para un cuarto mandato consecutivo a pesar de la escasa simpatía que tiene entre los nicaragüenses, según las últimas encuestas independientes. Ortega controló totalmente el tribunal electoral con sus leales, eliminó a los partidos opositores y encarceló a siete opositores que pretendieron competir. Tras las votaciones sin competencia, más de 40 países del mundo desconocieron los resultados, entre ellos Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea. El 12 de noviembre pasado, la Asamblea General de la OEA aprobó con 25 votos a favor, siete abstenciones y solo un voto en contra, el de Nicaragua, una resolución en la que señala que las elecciones en Nicaragua “no fueron libres, justas ni transparentes y no tienen legitimidad democrática”.

Latest

Cubans in the streets push back the police of the dictatorship

The protests of Cubans inflamed by the blackout that...

Cuba in the street: What the Castro dictatorship doesn’t want the world to see

The thousands of false promises, together with the slow...

Don't miss

The Cuban regime must be expelled from the UN Human Rights Council

Political alignments are valid as long as they do...

Only the end of the Cuban dictatorship will end the opprobrium of political prisoners

The political prisoners of the Cuban regime are a fundamental part of its survival mechanism, they are the mechanism with which they produce fear in the population to achieve submission behaviors that would not otherwise be possible and they are the capital of international negotiation...

Communism: the religion of idiots

When speaking of socialism, two criteria are opposed. The...

The sale of foreign currency is yet another distraction of the dictatorship to buy time

“They are not going to sell dollars. They are...

The Cuban obsession with Venezuelan oil

The obsession of Fidel Castro and the entire Cuban...
José Martí
José Martí
Nacionalista cubano, poeta, filósofo, ensayista, periodista, traductor, profesor y editor.

The Cuban dictatorship repressed for the fourth consecutive day peaceful protesters who ask for freedom

The collapse of the communist system in Cuba and the inability of the Castro dictatorship to provide any solution, provoked the fourth night of...

Cubans in the streets push back the police of the dictatorship

The protests of Cubans inflamed by the blackout that has kept the island in the dark since Wednesday have made the police forces of...

The Cuban dictatorship increased censorship on the island and cut off the internet again to silence the protests

The chaos left in Cuba by Hurricane Ian and the collapse of the Cuban communist system, added to problems in the water supply and...

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here